PTB
 
 
 
 
 
 
  Visitanos en : facebook twitter  
 
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
   
galeria de fotos
 
 
 
Nuestra Tienda
   
calendario
artesania
tiempo
hoteles
restaurantes
   

 
 
   
NUESTRO BOLETIN
     
 
  boletin PTB

BOLETIN TRIMESTRAL AÑO 4 - Nº 4
Octubre - Noviembre - Diciembre 2008

EDITORIAL

En este mes, publicamos el boletín correspondiente a Octubre-Noviembre-Diciembre. Ojala sea del agrado de nuestros lectores.

En este número presentamos varios artículos que han sido publicados por “Vamos”, revista que “El Comercio" publica todas las semanas. Como siempre este boletín esta dirigido al consumo interno, es decir para promover el turismo interno. Nuestra portada esta adornada con una imagen alusiva a la puya Raimondi, símbolo de la flora del callejón de Huaylas.

Como siempre invitamos a nuestros lectores para que nos envíen sus comentarios, artículos e ideas a info@visitperu.com para su posible publicación, de como lograr mejorar nuestra misión, cual es, la promoción del Perú como uno de los principales destinos a nivel mundial.

Julio R. Rojas, M.D.
Presidente
Peru Tourism Bureau

ATRACCIONES NATURALES
EL PARQUE NACIONAL HUASCARÁN

ESTE PARQUE QUE ABARCA CASI LA TOTALIDAD DE LA CORDILLERA BLANCA EN ÁNCASH, ES UNA MUESTRA DE LA GRAN BELLEZA DE NUESTROS PAISAJES ANDINOS. AL PIE DE LOS NEVADOS, QUE CONFORMAN UNO DE LOS ESCENARIOS NATURALES MÁS HERMOSOS DEL MUNDO, SE DESARROLLA UNA BIODIVERSIDAD IMPORTANTE; POR LO CUAL, ESTA ÁREA HA SIDO DECLARADA PATRIMONIO NATURAL DE LA HUMANIDAD

LA CORDILLERA BLANCA
Esta cadena de montañas es la más alta de los Andes peruanos y la más alta del mundo en zona tropical. Su rango de altitud va desde 3,200 hasta 6,768 metros sobre el nivel del mar, altura del pico sur del nevado Huascarán. Dentro del Parque, hay 27 nevados que superan los seis mil metros, por lo que es un lugar muy frecuentado por escaladores de montaña de todo el mundo. También alberga al nevado Alpamayo, considerado la montaña más bella del mundo. Las montañas no son el único accidente geográfico digno de mención: en el área del Parque, hay 663 glaciares, 269 lagunas y 41 ríos que forman espacios de gran belleza escénica y, a la vez, son ideales para la práctica de deportes de aventura y turismo en general.

LA PUYA RAIMONDI
Esta bromeliácea es indiscutible símbolo de la flora del callejón de Huaylas. Algunos ejemplares han llegado a medir casi 12 metros de altura, aunque su talla promedio está entre los seis y ocho metros. La ccacara, titanca o puya Raimondi (Puya raimondii) crece entre los 3,500 y 4,000 metros de altura, en terrenos pedregosos, donde pocas plantas de su tamaño pueden desarrollarse. Tiene enormes hojas con espinas en forma de gancho, que nacen de su parte inferior y se proyectan hacia arriba. La puya Raimondi vive unos cien años, pero solo florece una vez. Durante su proceso de floración, que dura unos nueve meses, la planta, que suele tener unos cuatro metros de altura, crece desmesuradamente hasta alcanzar el tamaño mencionado (12 metros) y se cubre de flores de color claro. Es el proceso de inflorescencia más impresionante del reino vegetal y es, también, el preludio de su fin. Luego de soltar sus semillas, muere. Lamentablemente, esta planta es una especie cada vez más rara en las planicies andinas. Dentro del Parque Nacional Huascarán, las mayores concentraciones de la puya se encuentran al sur, en el sector de Carpa. No obstante, el más importante bosque de puyas en nuestro país se encuentra en otra área protegida: el Santuario Nacional Calipuy, de 4,500 hectáreas, ubicado dentro dentro de la reserva nacional del mismo nombre, en La Libertad (provincias de Virú y Santiago de Chuco). Fuera de estos lugares, su presencia es poco frecuente.

FAUNA
Dentro del Parque, se ha registrado 131 especies de aves, distribuidas 3n 33 familias. Destacan el cóndor andino (Vultur gryphus), el caracara de montaña (Phalcobaenus albogularis), al ganso andino o haullata (Cholephaga melanoptera) y el patito de los torrentes (Merganetta armata), cada vez menos visto. Entre los mamíferos, destacan el venado gris o luicho, la taruca, el puma y el zorro andino. Las poblaciones de estos animales han sufrido durante mucho tiempo la cacería indiscriminada. Incluso actualmente, aunque la zona se considera protegida, se encuentran cartuchos de armas de fuego, lo que evidencia que todavía se practica la caza pese a estar prohibida.

EL CÓNDOR
Esta ave de aspecto majestuoso es la más emblemática de la cordillera de los Andes. Observarla cuando planez por las cumbres andinas genera una sensación de absoluta libertad. El hábitad del cóndor abarca toda América del Sur, desde Mérida (Venezuela) hasta la Tierra del Fuego (Chile). Con las alas extendidas alcanza los tres metros de envergadura. Sus plumas son negras, con excepción de la parte externa de sus alas y cuello, que son blancas. Contariamente a la creencia popular, el cóndor es un animal esencialmente carroñero y no cazador. A diferencia de las aves rapaces, como el águila, las pastas del cóndor no tienen la fuerza necesaria para asir una presa y trasladarla por los aires. Para proveerse de alimentos, planea hasta divisar un animal muerto y entonces desciende para comerlo.

La caza ha ocasionado que la población de cóndores se reduzca, pero, con suerte, aún es posible divisarlos en vuelo en varios parajes de la sierra, entre ellos, el Parque Nacional Huascarán.

RESTOS ARQUEOLÓGICOS
El Parque Nacional Huascarán alberga 33 sitios de importancia arqueológica, de los cuales, la mayoría son preincas y consisten en chullpas, tumbas, miradores, andenes, fortificaciones y canales de regadío. El Callejón de Huaylas fue habitado alrededor del 9700 a. C. y con el desarrollo posterior florecieron cualturas como Chavín (1000 a.C. - 200 a.C.) en el periodo Horizonte Temprano, y la cultura Recuay (200 - 600 d.C.) en el Intermedio Temprano. . Además, llegaron a ocupar este territorio culturas foráneas como la Huari e Inca. De todas ellas, han quedado vestigios, siendo los más conocidos: Huaricoto (pre Chavín y Chavín) Auquispuio, Queyash Alto, Tumba de Jancu (cultura Recuay) y Wilcahuaín o Willcawain (cultura Wari), entre otros Chavín de Huántar, está ubicado en el Callejón de Conchucos a pocos kilómetros del Parque.

DATOS ÚTILES
A diferencia de la mayoría de parques nacionales (sobre todo, los ubicados en la selva), este sí cuenta con zonas habilitadas para el turismo, y los permisos previos para ingresar no son necesarios. Para visitar el Parque, se recomienda partir de Huaraz. la escasez de oxígeno debido a la altitud es un factor que se debe considerar y por eso, se recomienda primero aclimatarse si piensa ir a los puntos más elevados.

Existen dos grandes lugares importantes para el control de visitantes: la laguna de Llanganuco y el nevado Pastoruri. Sin embargo, las carreteras permiten visitar otras zonas del Parque. Se puede hacer campamentos, caminatas y deportes de aventura como el canotaje y el andinismo. El Pastoruri, de 5,200 metros de altura, ofrece la posibilidad de practicar esquí.

El Parque se puede visitar en cualquier época del año, pero el clima es más benigno durante la estación seca, que va de abril a noviembre. Para acampar, las quebradas de Quilcayhuanca y Carhuascancha son las más recomendables. También se recomienda visitar las lagunas de Llanganuco, Parón y Santa Cruz.

PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO
LA CIUDAD DE CHAN CHAN

LA CAPITAL DE LOS CHIMÚES ES LA CIUDAD DE BARRO MÁS GRANDE DE AMÉRICA PREHISPÁNICA. SUS PALACIOS, DECORADOS CON FRISOS DE FIHURAS GEOMÉTRICAS, PECES Y AVES, Y PROTEGIDOS POR MURALLAS DE HASTA 12 METROS DE ALTURA, SON EVIDENCIA DEL GRAN DESARROLLO URBAN'SITICO QUE ALCANZÓ ESTA CULTURA

 

LA CULTURA CHIMÚ
Herederos de las culturas Mochica, Lambayeque, Sicán y otras, los chimúes formaron un poderoso estado regional que abracó un territorio de mil kilómetros a lo largo de la costa norte, entre Tumbes y el valle del río Huarmey. Su cultura se desarrolló entre los años 900 y 1430 d.C, Posteriormente cayeron bajo el dominio del imperio incaico.

Su principal actividad económica fur la agricultura. Aprovecharon con destreza las aguas subterráneas y los ríos para irrigar los campos mediante complejos sistemas de canales. También alcanzaron un notable desarrollo en cerámica y orfebrería.

METRÓPOLI DE SU TIEMPO
En su época de mayor esplendor (siglo XV d.C.), la ciudad de Chan Chan, que fue habitada por una población de 30,000 habitantes, ocupó una superficie de 20 kilómetros cuadrados. Algo así como el doble del actual distrito limeño de Miraflores. hasta hoy se conserva 14 kilómetros cuadrados divididos en dos zonas: una rural, de 8 kilómetros cuadrados y otra urbana, donde se aglutinan las ciudades de 6 kilómetros cuadrados. Los gobernantes y la élite chimúes vivieron en el centro de la ciudad, en palacios construídos con adobes, barro, madera y totora. Se ha identificado diez estructuras de este tipo, también llamadas ciudadelas. La más conocida y mejor restaurada es el palacio Tschudi, que tiene forma de L y muros decorados con líneas que representan las olas del mar. También destacan la ciudadela Chimú, cuyos muros miden hasta 12 metros de altura, y la ciudadela Velarde, donde se encontró 18 guerreros de madera colocados en igual número de hornacinas. esta imágenes, de ochenta centímetros de alto, tenían lanzas en las manos y los rostros cubiertos con máscaras de color rojo.

ZONA RESIDENCIAL
Frente al área central de las ciudadelas hay 32 recintos de adobe que guardan algunas similitudes con la estructura de los palacios: tienen pozos de agua, patios y depósitos. Se cree que estos sirvieron como espacios residenciales, pero también administrativos. En ellos vivieron los nobles de menor jerarquía que se dedicaban al control de la producción y del tributo del estado.

PERIFERIA DE LA CIUDAD
En las afueras de las ciudadelas, hacia el sur y el oeste, hubo cuatro barrios populares en donde vivieron campesinos, artesanos y servidores del reino Chimú. En esta zona se concentró la mayor parte de la población. Las viviendas, distribuídas sin orden aparente o planificación, fueron hechas de quincha y muy pequeñas, a diferencia de las ciudadelas, donde se aprecia un gran nivel arquitectónico. Quedan muy pocos vestigiosde estas edificaciones periféricas, todas ellas en estado precario.

PATRIMONIO EN PELIGRO
Chan Chan es patrimonio de la humanidad desde 1986. Ese mismo año, la UNESCO incluyó el sitio arqueológico en su lista de patrimonio mundial en peligro. La erosión y las filtraciones de aguas subterráneas son solo algunas de las amenazas que afronta. También se puede mencionar el desordenado crecimiento urbano y el interés de varios agricultores en cultivar dentro del área protegida. Durante el año 2004, filtraciones de agua alcanzaron el palacio de Tschudi, dañaron sus muros y provocaron el deslizamiento de algunas estructuras como las del reservorio de agua. El oportuno drenaje de las aguas evitó mayores daños al complejo. Es destacable el trabajo del Instituto Nacional de Cultura y de empresarios de Trujillo por reforestar las fronteras del complejo. Sin embargo, las dificultades para la ejecución del plan de manejo de Chan Chan y la reciente proliferación de vegetación silvestre en el palacio Uhle comprometen la conservación de esta zona. Pese a todo, en agosto del año 2006, el Comité del Patrimonio Mundial felicitó al Perú por sus esfuerzos para la conservación de Chan Chan.

OTROS SITIOS DE CHIMÚ
Los chimúes fueron arquitectos y urbanistas. Aparte de Chan Chan, otros sitios arqueológicos lo evidencian: Pacatnamú, en el valle de Pacasmayo; Apurlec, en el norte de Motupe y El Purgatorio, en el valle de La Leche. Pacatnamú y El Purgatorio, de origen mochica, posteriormente fueron ocupados por los chimúes. Apurlec, por su parte, destaca por sus pirámides, depósitos y extensas calles, así como por sus canales y campos de cultivos.

TURISMO
Para llegar en auto a Chan Chan desde la ciudad de Trujillo bastan diez minutos. Una vez en la ciudadela, se recorre un intrincado laberinto de pasajes, pirámides truncas, plazas, viviendas, talleres, murallas y caminos. También hay un museo de sitio, inaugurado en 1990, administrado por la filial del Instituto Nacional de Cultura en Trujillo. En él, se explica todo el proceso histórico y evolutivo del valle de Moche, y además se puede apreciar objetos que pertenecieron a la cultura Chimú.

PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO
EL CENTRO CEREMONIAL DE PACHACAMAC

UBICADO EN LAS AFUERAS DE LA CIUDAD DE LIMA, ESTE COMPLEJO ESTÁ CONFORMADO POR GRANDES TEMPLOS PIRAMIDALES Y EDIFICACIONES CON RAMPAS. ESTUVO CONSAGRADO A LA DEIDAD MÁS IMPORTANTE DE LA COSTA CENTRAL: EL DIOS PACHACAMAC. FUE LUGAR SAGRADO PARA VARIAS CULTURAS DURANTE MÁS DE 1500 AÑOS

LA DIVINIDAD
Hasta el momento, solo se conoce una representación del dios Pachacamac, la cual fue descubierta en 1938 por el peruano Alberto Giesecke cuando realizaba invstigaciones en el templo de Pachacamac La deidad aparece en una pieza de madera de cincuenta centímetros, cuya parte inferior se halla incrustada en la tierra. la pieza tiene dos rostros que miran hacia lados opuestos y está decorada con figuras antropomorfas, felinos y serpientes. En quechua, pachakamaq significa "hacedor del universo". Su nombre se menciona en varios relatos de los cronistas. Miguel de Estete, el primero en llegar al complejo, narra que la veneración a esta divinidad se hacía "encogiendo los hombros, inclinando la cabeza y todo el cuerpo, alzando los ojos al cielo y bajándolos al suelo".

LA ZONA ARQUEOLÓGICA

 

Pachacamac ocupa 492 hectáreas. Una laguna denominada Urpiwachak se ubica en el área oeste y una extensa muralla construída con adobe y piedras se aprecia en la zona norte. Hacia el noreste y sureste hay pequeñas colinas en donde las distintas culturas que ocuparon este lugar construyeron templos, plazas, depósitos, calles, sectores de viviendas y cementerios. Destacan el templo Viejo y un conjunto de edificaciones con rampas y patios, entre otras construcciones.

Pachacamac fue ocupado por pobladores de diversas culturas debido a su condición de lugar sagrado y a su posición estratégica en uno de los valles más fértiles de la costa central. las primeras evidencias de ocupación datan aproximadamente del año 200 a.C. Desde ese momento, hasta 1533, cuando llegan los españoles, el lugar fue habitado de forma ininterrumpida.

OCUPACIÓN HUARI
La cultura Huari se desarrolló entre los años 600 y 900 d.C., principalmente en la sierra de Ayacucho, pero su área de influencia se extendió a muchos territorios de la costa central. A esta cultura se atribuye la edificación del templo de Pachacamac, que se caracteriza por tener grandes escalones pintados de muchos colores y figuras de personas, plantas y peces. Al pie de este templo, el arqueólogo Max Uhle descubrió un cementerio con momias envueltas en elaborados textiles.

EL PERIODO ICHMA
la cultura Ichma fue un curacazgo que se desarrolló entre los años 900 y 1450 d.C. en los valles de Lurín y Rímac, antes de la llegada de los incas. Los ichmas construyeron al menos 16 nuevas pirámides en Pachacamac, las cuales sirvieron como espacios residenciales y centros ceremoniales. estas se caracterizan por tener plataformas a las que se accede por medio de rampas.

LOS INCAS EN PACHACAMAC
Los incas ocuparon Pachacamac desde mediados del siglo XV hasta la llegada de los conquistadores. Bajo su dominio, el lugar mantuvo su importancia como centro ceremonial. Los incas respetaron la divinidad de Pachacamac y lo incluyeron entre sus dioses. Durante su ocupación, se erigió el templo del Sol, que alcanza una altura de veinte metros y está compuesto por cuatro cuerpos de pirámides truncas que se superponen. Otras edificaciones de origen incaico son el Acllahuasi, lugar donde vivieron las mujeres que se dedicaban, entre otras cosas, al hilado y tejido de las ropas usadas por el inca, la plaza de los peregrinos y el palacio de Tauri Chumpi, último gobernador inca de la ciudad.

INVESTIGACIONES
El arqueólogo alemán Max Uhle fue uno de los primeros en realizar excavaciones en la zona, en 1896. Otros expertos destacados que han trabajado en el lugar son Alberto Giesecke (1938-1939), Julio César Tello (1940-1941) y los arqueólogos estadounidenses William Duncan Strong y John M. Corbett (1941). Desde la década de 1970, el Instituto Nacional de Cultura, a través del museo de sitio, se encarga de organizar programas de excavación y restauración en el conjunto monumental.

MUSEO DE SITIO
En todo el Perú, hay 29 museos de sitio. De ellos, los de Pachacamac y Chan Chan son, según el INC, los dos más visitados. El meseo de sitio de Pachacamac fue fundado el 21 de noviembre de 1965 por Arturo Jiménez Borja, investigador peruano de la cultura prehispánica y médico de profesión, quien realizó excavaciones en este complejo entre 1958 y 1960. El museo está ubicado, dentro de la zona arqueológica, a la altura del kilómetro 31.5 de la antigua carretera Panamericana sur. En él, se expone principalmente ceramios y textiles que han sido encontrados en las excavaciones. Además, se ofrece información sobre la ocupación del centro ceremonial a lo largo de la historia prehispánica y visitas guiadas al templo del Sol y al Acllahuasi.

DESTINOS CERCANOS: Una vuelta por Pucusana
A LA PESCA DE SUS ATRACTIVOS

EMPÁPESE DE LAS ACTIVIDADES MARINAS QUE EL BALNEARIO OFRECE A LOS VISITANTES COMO DAR UN PASEO EN CHALANA POR EL LITORAL

Luego de atravesar los siete kilómetros de cerros áridos que separan la Carretera Panamericana Sur del mar, surge imponente el distrito de Pucusana que nos invita a sumergirnos dentro de sus acuáticos atributos.

Por si decide realizar la travesía en auto, vale destacar que la vía de acceso se encuentra en perfectas condiciones, pues fue restaurada y recientemente inaugurada. Eso sí, tome en cuenta que, como lo indica Carlos Carrillo, subgerente del área de seguridad ciudadana de la municipalidad, no se ha desarrollado ningún plan turístico. "Por lo general las personas que vienen saben qué es lo que hay para conocer, gracias al boca a boca", admite.

En consecuencia, sitios turísticos como por ejemplo El rostro de Cristo, extensión rocosa llamada así por la semejanza de su silueta con el perfil de un hombre con barba, no se encuentran señalizados ni existe un mirador para apreciarlo. Es por ello que la llegar a Pucusana, lo mejor es preguntar por los lugares de interés a la gente de la zona.

EMBARCACIÓN AL AGUA
La tranquilidad de sus aguas y los paisajes que se pueden ver son, según el representante de la municipalidad, algunos de los beneficios que por naturaleza geográfica Pucusana brinda al turista. Por ello, no debe dejar de acercarse al puerto donde lo esperan algunos pescadores junto con Toñito, Kurt, Sandro auricio o John (por citar algunos de los nombres de sus chalanas) con el fin de darle un paseo por el litoral.

Como lo indica Feliciano Ramirez, quien realiza dicho servicio: "la capacidad máxima en cada embracación es de diez personas por una cuestión de comodidad". El precio es igual para todas las naves (fluctúa entre los S/.25 y S/.30).

El recorrido tiene una duración aproximada de 40 minutos y pasa entre chalanas, lanchas y yates. Superados estos podrá apreciar algunos atractivos del balneario como la casabuque (una construcción en forma de navío empotrada en la piedra) o el torreón de piedra (residencia hecha a la usanza de las antiguas fortalezas). La excursión en mención incluye bordear la isal de enfrente cuyo nombre es Galápagos. Ahí podrá apreciar desde el bote lobos de mar, pelícanos, pingüinos de Humboldt, aves guaneras, entre otras especies reposando sobre las peñas. No olvide llevar protector solar a fin de evitar una indeseada erisipela.

Asimismo, se ofrecen excursiones de pesca, las cuales cuestan S/.30 por hora. Ramirez recomienda realizar dicha actividad temprano en la mañana para obtener mejores resultados.

De otro lado, si usted prefiere experiencias que exijan mayor desgaste de energía, opte por los tours de buceo que Perú Divers ofrece en Pucusana por US$35 si cuenta con el certificado de rigor y US$80 si es su primera vez bajo el agua con un tanque de oxígeno. Para mayor información ingrese a www.perudivers.com

EN EL CUSCO
HACIA LOS 3.5 MILLONES DE VISITAS

Gracias al Plan Q'ente 2020, en el Cusco esperan llegar a los 3.5 millones de visitantes anuales. "Se aspira a un modelo turístico sostenible, que impulse las visitas a Machu Picchu, pero que a su vez dicersifique la ofreta en función de criterios como conservación y cuidados ambientales. La meta es triplicar la afluencia turística", remarcó Jean Paul Benavente, director regional del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo.

 
     
 
 
© Peru Tourism Bureau. All rights reserved
Powered by: CESAR P. RIOS
CESAR P. RIOS