PTB
 
 
 
 
 
 
  Visitanos en : facebook twitter  
 
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
   
galeria de fotos
 
 
 
Nuestra Tienda
   
calendario
artesania
tiempo
hoteles
restaurantes
   

 
 
 
CIUDADES
 
 
 
   

:: CAJAMARCA

Quien piensa en Cajamarca, piensa inmediatamente en campos de cultivo extendiéndose al costado del camino, en las laderas de los cerros, en las llanuras de las quebradas.

  Cumbemayo

La encantadora ciudad, considerada Patrimonio Histórico y Cultural de las Américas, se transformó durante la época incaica en un centro administrativo, militar y religioso de singular importancia. El 16 de noviembre de 1532, fue escenario de uno de los episodios más trascendentales de la historia americana, cuando un grupo de españoles al mando del conquistador Francisco Pizarro tomó preso al Inca Atahualpa. Este, según las crónicas, llenó el Cuarto del Rescate una vez de oro y dos veces de plata hasta donde alcanzara su mano. Actualmente, una marca en el muro de piedra señala hasta dónde se llenó el recinto.

La ciudad refleja la influencia española en la arquitectura de la Catedral, las iglesias de San Francisco, Belén y la Recoleta; y en sus casas de dos pisos y techo a dos aguas. Al este de la ciudad, se encuentra el distrito Baños del Inca, famoso por las aguas termales donde el Inca acostumbraba bañarse y también porque ahí se encuentran las Ventanillas de Otuzco, conjunto de nichos de los antiguos habitantes del lugar. En la provincia de San Pablo se hallan dos grandes complejos arqueológicos: Cumbemayo, vestigio de altares ceremoniales y acueductos incas, y Kuntur Wasi, complejo ceremonial de varias plazas y plataformas sostenidas por muros de piedra de gran tamaño

Al norte de la ciudad se encuentra Granja Porcón, donde el viajero tiene la oportunidad de tomar parte de las actividades que se desarrollan en la ganadería. Son famosas las vacas que acuden para ser ordeñadas cuando son llamadas por su nombre

El carnaval de Cajamarca es uno de los más famosos del Perú. En él se muestra su gente amable y divertida, participan barrios e instituciones hasta el entierro del "Ño Carnavalón". La celebración dura aproximadamente un mes, pero los días centrales se reducen a ocho, en los que nadie se salva de un chapuzón.

:: VENTANILLAS DE OTUZCO

  VENTANILLAS DE OTUZCO

Cajamarca resume en su arquitectura el encuentro de dos culturas: la inca y la española, sus restos arqueológicos nos narran sin embargo, historias más antiguas, historias que se remontan a la cultura Caxamarca (hasta 1450 d.C.), a sus acueductos y enigmáticos petroglifos y a otras civilizaciones más viejas aún.

A tan sólo 8 kilómetros de la ciudad, en el distrito de los Baños del Inca, las ventanillas de Otuzco destacan en medio de la naturaleza. Son la necrópolis de una población preinca, anterior a la cultura Caxamarca, de probable influencia Wari. Cientos de galerías y nichos individuales, que asemejan ventanas, fueron horadados en la roca volcánica; alcanzan hasta 8 y 10 m de profundidad, sus entradas son de corte rectangular o cuadrangular de 50 a 60 cm de altura. Originalmente debieron tener lápidas de piedra con figuras simbólicas en relieve a juzgar por algunos fragmentos hallados en las cercanías.

Cuenta la tradición, que los incas vaciaron el interior de la roca y dieron a los nichos un uso diferente, los convirtieron en depósito de granos (en quechua, 'collca'), para lo cual reorientaron las entradas contra el viento para mantenerlos frescos. A través de algunas ventanillas se puede ingresar a las galerías oscuras y misteriosas, cuyo final inalcanzable, inspiró la imaginación del hombre en la creación de pasadizos secretos que unían a Cajamarca con el Cusco.

:: GASTRONOMIA

• Picante de papa con cuy frito. Guiso de cuy cocinado en salsa de maní y ají.
• Chicharrón con mote. Carne de cerdo cocinada en su propia grasa.
• Humitas. Masa dulce de maíz rellena con canela y pasas.
• Caldo verde. Sopa de papa sazonada con hierbas aromáticas de la región.

 


 
 
© Peru Tourism Bureau. All rights reserved
Powered by: CESAR P. RIOS
CESAR P. RIOS