PTB
 
 
 
 
 
 
  Visitanos en : facebook twitter  
 
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
   
galeria de fotos
 
 
 
Nuestra Tienda
   
calendario
artesania
tiempo
hoteles
restaurantes
   

 
 
 
CIUDADES
 
 
 
   

::LIMA

  Lima

Lima, ciudad de reyes y virreyes, fue desde siempre una suerte de oasis de cultura y boato en las Indias americanas. Desde su fundación, sólo fueron necesarias algunas décadas para situarla a la par que México como la metrópoli más importante de la América española. Templos barrocos y renacentistas, mansiones y palacetes, universidades, arzobispados y una intensa actividad cultural caracterizaron a esta ciudad desde los albores del siglo XVII, cuando apenas contaba con 25 mil habitantes.

El antiguo valle del río Rímac, vocablo indígena que significa 'hablador', estuvo poblado originalmente por un pueblo de pescadores y recolectores gobernado por el cacique Tauli Chusco. Fue allí donde, el 18 de enero de 1535, el conquistador Francisco Pizarro fundó la ciudad de Lima, debido en gran parte a la ubicación estratégica de su puerto en el centro de la costa peruana y sudamericana. En menos de siete décadas concentraba el poder y la riqueza de todas las actividades comerciales y culturales del Virreinato: se había convertido en la ciudad más importante de América.

En el siglo XVIII, fundamentalmente a causa de la creación del Virreinato del Río de La Plata, que absorbió el manejo de las grandes minas de Potosí en el Alto Perú (hoy Bolivia), Lima entró en un proceso de decadencia e inestabilidad que culminó en 1821 con la proclamación de la Independencia de la República. Al abrir el siglo XX, durante la Belle Epoque (1915-1930), la ciudad ocupaba nuevamente un lugar de vanguardia entre las ciudades más modernas del continente.

A partir de la década de los años cuarenta, con la intensificación de las migraciones del campo a la ciudad, Lima se fue transformando en una suerte de Perú en pequeño hasta convertirse en un crisol de gentes y culturas que, con más de 7 millones de habitantes, alberga hoy al 25% de la población del país y casi dos tercios de su actividad económica e industrial.

En los casi cinco siglos transcurridos desde su fundación española, Lima ha sido sinónimo de un mestizaje que sorprende a legos y conocedores y que constituye uno de sus más grandes valores. Ejemplos de él abundan en su depurado e innovador arte culinario, al que los entendidos ubican entre los principales del mundo; en su arquitectura monumental, que engrosa el Patrimonio Cultural de la Humanidad; y en su gente, pícara y habilidosa, realmente experta en adaptarse a los cambios. Además, Lima ofrece al turista excelentes museos y galerías de arte, presentaciones teatrales, exposiciones culturales de alto nivel y modernos centros comerciales y de esparcimiento, amén de importantes atractivos arqueológicos y naturales.

:: PANTANOS DE VILLA

pantanos de villa  

La única área natural protegida de la ciudad de Lima. Los pantanos o humedales de Villa, compuestos por extensos totorales, espejos de agua y gramadales, tienen su origen en afloramientos hídricos provenientes de la cuenca del Rímac. Debido a su ubicación estratégica en la costa oeste del continente, los pantanos de Villa constituyen un importante refugio para las aves silvestres. Más de 150 especies de aves han sido registradas en esta zona reservada; destacan entre éstas 30 especies migratorias provenientes de lugares tan distantes entre sí como el Círculo Polar Artico, el Caribe o la Patagonia.

:: LOMAS DE LACHAY

Un poco más al norte, en el km 105 de la Panamericana Norte, se encuentran Las Lomas de Lachay, que constituyen uno de los pocos bosques de neblina que quedan en la franja desértica de la costa peruana. En los meses de invierno éstas se convierten en un lugar rebosante de vida animal y vegetal. La zona abarca una extensión de 5.070 hectáreas y fue declarada Reserva Nacional en 1977.

El lugar es ideal para un largo y distendido paseo que le permita contemplar lo que se encuentra en los alrededores que están conformados por una parte baja, que cuenta con un mirador, un manantial y un lugar con mesas, parrillas y baños para almorzar. En la parte alta verá hermosos eucaliptos, taras y casuarinas, así como enormes redes implementadas para condensar la neblina en agua.

Observe bien los aires y quizás descubra algunas de las diversas aves que surcan los cielos como los cóndores, halcones peregrinos, águilas y gorriones, así como picaflores, turtupilines, lechuzas y perdices. Si tiene suerte podrá encontrar algún zorro costeño y venados de cola blanca, así como roedores y lagartijas de diverso tamaño. En el lugar se han registrado alrededor de 74 especies de flora y 52 de fauna.

:: TEMPLOS DE LIMA METROPOLITANA

Huaca Huallamarca  

En el Perú antiguo, una huaca podía ser un río, un árbol o un cerro al cual se atribuía poderes mágicos por ser el lugar donde residía alguna divinidad o ancestro; en la costa, se reservó el nombre a ciertas pirámides escalonadas.
En Lima, el proceso de urbanización, gracias al esfuerzo de arqueólogos y de algunos vecinos, ha respetado innumerables huacas, vestigios arqueológicos que resaltan en medio de la gran ciudad.

En el corazón del distrito de San Isidro, se ubica el complejo de Huallamarca. Hualla significa en quechua, disparejo y marca, pueblo, pues en sus primeros tiempos el complejo presentaba una estructura sustentada sobre rampas "en espiral". En 1999, se han encontrado vasijas del período inca, cuyo entierro quizá señale la tumba de un importante personaje de la época.

Algo que caracteriza a las huacas más importantes de Lima es que los jóvenes arqueólogos siguen trabajando en ellas e integrando a la comunidad, tal es el caso de la huaca Pucllana ubicada en Miraflores, que hoy es un parque histórico cultural. El complejo fue centro ceremonial administrativo de la cultura Lima (400 d. C.), que tuvo el control del valle de Lima. Las evidencias indican que se realizaron actividades de culto religioso, ritos y sacrificios en honor a sus dioses y posiblemente, también se ubicarían allí las residencias de los sacerdotes gobernantes. El parque histórico Pucllana cuenta con un museo de sitio y con áreas de investigación, conservación y restauración y promoción cultural, ésta es la que se encarga de integrar a la comunidad desde la infancia y así crear conciencia de respeto al patrimonio arqueológico y natural.

:: EL ORACULO DE PACHACAMAC

El dios Pachacamac, original de la costa central, sobrevivió a la influencia inca y española. De acuerdo a la mitología inca, fue dios del fuego e hijo del sol, rejuvenecedor del mundo, su fuerza se vinculó a los movimientos sísmicos y, tras el arribo de la fe católica, al Cristo de Pachacamilla, más conocido como el Señor de los Milagros.

Las primeras ocupaciones en la zona datan del año 200 a. C., pero la construcción del santuario se inicia con el florecimiento de la cultura Lima (IV y V d.C.), con el Templo de Urpiwachak al oeste de la zona, y el Conjunto de Adobitos, grandes edificaciones de compleja técnica arquitectónica.

La cultura Ishmay desarrolló, 400 años antes del establecimiento de los incas, el gran Centro Ceremonial; calles, numerosos templos con rampas y el Templo Pintado, son muestra de su urbanismo religioso.

Los incas, al llegar al valle, adecuaron las construcciones preexistentes a sus necesidades administrativas, desacralizando la ciudad y perdiendo el oráculo del centro. Construyeron el Templo del Sol, el Acllahuasi, la Plaza de los Peregrinos, y otros palacios cuya ciudadosa reconstrucción nos permite imaginar el lugar quinientos años atrás.

El santuario de Pachacamac es hoy una zona arqueológica en el departamento de Lima que cuenta con museo de sitio y áreas naturales protegidas, como el bosque de algarrobos y la laguna. Recorrer el lugar es trasladarse por la historia del valle del río Lurín y de la costa central, de sus entierros y de sus templos, admirando la milenaria convivencia de los peruanos con la naturaleza.

:: LIMA COLONIAL

Al igual que sus habitantes, Lima, la Ciudad de los Reyes, es una rara y excitante mezcla de razas, estilos y formas. Mientras otras metrópolis de América y del mundo se yerguen desde la modernidad, el paisaje urbano de Lima mantiene la ancestral textura de su rica tradición.

  Casa Torre Tagle

El Centro Histórico, el antiguo damero de Pizarro -llamado así por la distribución geométrica tan característica de las antiguas ciudades virreinales- es hoy un Patrimonio Cultural de la Humanidad: sus calles conservan intacta la añeja belleza de su arquitectura colonial, recorrerlas es atravesar cuatro siglos de memoria viva, es atisbar tras las puertas de las altas casonas, e ingresar a sus luminosos patios y balcones barrocos.

La ciudad, fundada en 1535 por el conquistador Francisco Pizarro, ostenta una serie de edificaciones de inmenso valor arquitectónico e histórico que rodean la Plaza Mayor y engalanan las calles aledañas: La Basílica Catedral de Lima, construida en 1625 en estilo barroco renacentista, con sus espléndidos altares churriguerescos es definitivamente el primer foco de atención del recorrido. Sin embargo, otros complejos arquitectónicos, como el de San Francisco - cuyos claustros y patios, decorados con azulejos sevillanos, son el marco ideal para las elaboradas piezas de arte religioso que allí se guardan- o el convento de Santo Domingo, que en 1551 fuera escenario de la fundación de la Universidad de San Marcos, la primera de Sudamérica, son también imprescindibles dentro del circuito.

El viejo Palacio de Torre Tagle data de 1730 y es una de las mejores muestras de arquitectura colonial, con sus balcones de madera tallada y su portada de piedra barroca. Las casonas de Riva Agüero o Aliaga, la tradicional Plaza de Toros de Acho, y las remozadas alamedas de cara al Rímac, completan el tradicional paisaje urbanístico limeño, sin duda alguna, uno de los circuitos más interesantes de su tipo en hispanoamérica.

:: CALLAO

El Callao es y ha sido el puerto más importante del país. De gran importancia histórica y comercial, el puerto del Callao fue fundado en 1537 inicialmente como punto de embarque para las mercancías que eran llevadas a España. Ubicado a 14 km del centro de Lima, podrá contemplar que El Callao todavía alberga hermosas y antiguas casonas de madera con largos y elaborados balcones y visitar lugares como la tradicional Plaza Gálvez, la Plaza Grau y la Iglesia Matriz, que conforman parte de los atractivos del lugar.

Al final de la Avenida Saenz Peña distinguirá también la Fortaleza del Real Felipe, monumental construcción que data del año 1747 y que fuera edificada para defender la ciudad del acoso de corsarios y piratas como Drake, que saqueó el puerto en el siglo XVI. El Real Felipe también jugó un importante papel durante la Independencia del Perú. Acérquese luego a Chucuito, un pequeño barrio de pescadores con casas de estilo gótico y neorrenacentista, así como típicas casitas de madera pintadas con alegres colores que se encuentra en las inmediaciones.

Continúe su recorrido por La Punta, tradicional distrito que conforma parte del Callao y que resulta ideal para caminar y respirar la brisa marina. En este antiguo balneario donde residía la aristocracia limeña podrá observar un hermoso malecón, playas de canto rodado e impresionantes casonas de inicios de la República y de las décadas del 30, 40 y 50.

:: FORTALEZA DEL REAL FELIPE

  Real Felipe

Fue el Virrey Conde de Superunda quien en 1747, cansado ya de los saqueos de los más célebres piratas, mandó construir en el puerto del Callao, Provincia Constitucional cercana a la ciudad de Lima, un fuerte inexpugnable, un baluarte que defendiera el virreinato del Perú contra los filibusteros y los invasores de ultramar.

Así nació la Fortaleza del Real Felipe, testigo de algunos de los más importantes acontecimientos de la historia peruana y que ofrece al viajero que recorre sus murallas, un viaje imaginario a un pasado lleno de aventuras y de gloria. Sus sólidos muros, que han resistido durante más de dos siglos los embates de la naturaleza y de los hombres, han servido sucesivamente como refugio de virreyes españoles, revolucionarios independentistas y paladines republicanos.

:: GASTRONOMIA

Lima es el corazón gastronómico del Perú. Existen excelentes restaurantes en la ciudad,sirviendo comida peruana de todas las regiones.

ENTRADAS:
• Cebiche: Filete frío de pescado, cortado en trozos y cocido con limón, cebolla y ají limo, acompañado de choclo y camote.
• Causa limeña rellena: Pasta de papa amarilla sazonada con ají molido, rellena con atún, pollo o verduras.

SOPAS:
• Parihuela: Sopa concentrada de pescados y mariscos.

PLATOS DE FONDO

• Lomo saltado: Lomo de res picado en tiras y salteado con cebolla y tomate; se sirve revuelto con papas fritas y se acompaña con arroz blanco.
• Ají de gallina: Gallina guisada en trozos con leche, queso, ají mirasol y nueces.

POSTRES
• Mazamorra morada: Dulce de harina de maíz morado con frutas frescas y secas.
• Suspiro a la limeña: Merengue con dulce de leche y vainilla.

 
 
 
© Peru Tourism Bureau. All rights reserved
Powered by: CESAR P. RIOS
CESAR P. RIOS